Escape Room | Reseña


 

Escape Room (USA, 2019)

Las películas de terror en la actualidad (y sobretodo las hollywoodenses) buscan refrescar el mismo concepto una y otra vez, hasta ordeñarlo por completo y ver el momento de dejarlo hasta que deje de ser redituable. Aquí tenemos el ejemplo de Escape Room que rehúsa viejos conceptos y trata de mantenerlos frescos, pero, ¿en verdad vale la pena?

En esta cinta, tenemos la historia de un grupo de personajes, que son invitados a un juego, cuyo propósito es escapar de diferentes cuartos, descifrando diferentes rompecabezas y hacerlo en el menor tiempo posible. El primero en salir y en el menor tiempo posible, será el ganador de $10,000 dlls. Todo suena bien, hasta que comienza el reto, que, lanza desafíos que cada vez son imposibles y mortales para los jugadores.

Como mencionaba, es un concepto que ya se ha visto en otras ocaciones, principalmente en las películas de “SAW: el juego del miedo” pero, con ciertas variaciones, que, a final de cuentas, logra apenas lo suficiente para entretener a la audiencia.

La trama puede ser un poco predecible, pero el mérito de la cinta es ver la interacción de los diferentes personajes y como un misterioso pasado, los une en ese juego macabro. Sin duda manejan bien la tensión y la necesidad de ver cómo es que descifran el rompecabezas para cada habitación del peligro.

Lo que resta puntos negativos, es sin duda un final largo, lleno de explicaciones e innecesario para una trama que no lo necesitaba. El misterio se pierde al final y deja de lado la incertidumbre y el miedo.

Al final, Escape Room no es más que una cinta para explotar y seguir haciendo secuelas, pero dentro de lo que cabe, es sin duda una película palomera que te mantendrá entretenido por lo menos una hora y media de tu vida.

?⭐️⭐️
Aceptable

Etiquetas: , , ,

Max Romero

Cinéfilo, geek, gamer.


¡Compártelo!