Snake Eyes – Reseña

G.I Joe regresa a la pantalla grande, ahora con una cinta de origen del popular personaje

Para todo aquel que fue fan de las figuras y series animadas de los 80s, ¨G.I JOE¨ fue una parte esencial de su niñez, junto a otros clásicos como ¨Las Tortugas Ninja¨ o ¨He-Man¨, que parece nunca haberse ido o recientemente han mostrado un renacimiento.

En esta ocasión, estamos con el tercer intento cinematográfico de traer a los ¨JOES¨ a una audiencia completamente nueva, y de paso, complacer a los fans de antaño, ahora, con la propuesta de dar un nuevo origen a uno de los personajes mas enigmáticos de los G.I JOE.

Snake Eyes es un luchador solitario que ha buscado venganza por la muerte de su padre cuando era niño. Un día, le proponen infiltrase a un clan japonés para obtener un arma poderosa, y a cambio, por fin podrá saber la identidad del hombre que asesino a su padre. Todo eso, mientras tiene que ganarse la confianza del clan, conocer el verdadero rostro del terrorismo internacional y revaluar sus valores como ser humano.

Esta cinta, intenta dar ese paso más personal que no se vio en cintas anteriores, el enfocarse a un protagonista y verlo llevar su camino para mostrarnos como termino siendo el héroe que conocemos, es una propuesta interesante. La película tiene como aspectos positivos las escenas de acción, que nos recuerdan por momentos a grandes producciones de artes marciales de hong kong (aunque, sin llegar a la misma calidad) y el guion esta compuesto por momentos tanto emotivos como humorísticos.

Por el otro lado, la trama de la película, no ofrece nada nuevo ni novedoso en cuanto cintas de orígenes. Sigue el mismo paso como lo hicieron en ¨Batman Inicia¨ o ¨Wolverine¨ y de manera más efectiva. 

El casting de Snake Eyes, interpretado por Henry Golding, deja algo que desear, sobretodo por los fans del personaje, ya que la personalidad que le imprime en la cinta, no queda muy claro si es el de un tipo rudo a la Clint Eastwood, o un tipo cool o pierde el misterio por completo como lo es el personaje original.

Si bien la cinta no ofrece cosas nuevas en cuanto al genero se refiere, el fin de la misma, se puede decir que cumple (a penas) en la parte entretenida, pero a la larga, es otra película desechable de hollywood, una más de tantos intentos por revivir franquicias y sacar provecho de la misma.


¡Compártelo!
Compartir
Twittear
Enviar